+49 221 25 99 24 36 info@drhamers.de

Estrechamiento vaginal y tratamiento contra la incontinencia

 

Tanto la incontinencia como la dilatación vaginal son temas muy delicados sobre los que las mujeres no saben muy bien a quién consultar. Es muy normal que tras el parto y como consecuencia de la dilatación de la vagina, tanto la mujer como su pareja comiencen a tener problemas durante las relaciones sexuales. La dilatación de la vagina suele ir de la mano de la incontinencia urinaria pero hay numerosas soluciones para arreglar este problema.

El primer paso siempre es fortalecer el suelo pélvico y el ejercicio de Kegel es un buen comienzo así como las bolas chinas que se venden en tiendas eróticas. No hay que pensar en ellas como un simple juguete erótico sino como un tratamiento de fisioterapia para el suelo pélvico ya que se usan para fortalecerlo aunque no requieren esfuerzo y ni tiempo.

Si después de su uso el resultado no es el deseado, se pueden realizar tratamientos diferentes siendo unos son más invasivos que otros.

Los tratamientos con técnicas láser y de radiofrecuencia suelen funcionar muy bien ya que, con esto, se estimula la producción de colágeno del propio cuerpo que ayudará al fortalecimiento de los tejidos vaginales y del suelo pélvico. Si la incontinencia no es excesiva, este tratamiento la eliminará de raíz. No es necesario ingreso hospitalario y el procedimiento se hace con anestesia local intravaginal aplicada en crema.

Otra opción sería engrosar el canal de la vagina, las paredes y el punto G utilizando tejido adiposo del propio paciente, de esa manera la vagina se tersará y aumentará la estimulación sexual. Este procedimiento se realiza con anestesia general y no requiere de ingreso.

Si se realiza un estrechamiento vaginal quirúrgico, es posible arreglar la dilatación de los músculos de la parte posterior de la vagina (separando la vagina del recto). Estos músculos pueden dilatarse o incluso romperse durante el parto.

Durante esta cirugía, se eliminan las cicatrices previas, se refuerza el músculo y se tensa la vagina pero, al ser un procedimiento aparentemente sencillo, muchas pacientes lo combinan con otros retoques estéticos. Se suele llevar a cabo con anestesia general y no requiere ingreso.

 

Láser como tratamiento independiente:

se aplica localmente crema anestésica, se deja actuar durante una hora y el procedimiento dura 15 minutos.

Duración de la cirugía:

60 a 90 minutos aprox.

Anestesia:

General. No es necesario ingreso pero normalmente los pacientes se quedan una noche.

Recuperación:

1 semana. La paciente podrá incorporarse al trabajo al día siguiente dependiendo del tipo de trabajo que tenga.

No se debe realizar ejercicio físico ni deporte durante 6 semanas. Se puede llevar a cabo la rutina diaria y paseos siempre y cuando no provoquen dolor o incomodidad.

Tampoco se deben usar tampones ni mantener relaciones sexuales.

En una semana se está en condiciones de volar.

Es una técnica mínimamente invasiva en la que se hacen incisiones de 3-5 mm. para sacar la grasa del cuerpo. Existen varias técnicas: la mejor y la más suave es la liposucción agua-jet en la que se usa una pequeña cánula con chorros de agua intermitente haciendo que la grasa se desprenda del cuerpo y salga haciendo que la extracción de grasa no se convierta en un proceso doloroso. Si comparamos la liposucción convencional con la lipoescultura, vemos como moldear el tejido siempre es una técnica más precisa, produce menos dolor, causa menos estrés y la recuperación es más fácil.

Las células adiposas que se extraen también están en mejores condiciones consiguiendo que la probabilidad de que sobrevivan el proceso sea más alta.

El Dr. Hamers utiliza la grasa la grasa extraída para moldear, rellenar o aumentar algunas partes del cuerpo si es necesario (rostro, pecho y glúteos, pantorrillas o incluso cicatrices).

 

El Dr. Hamers es especialista en la técnica de liposucción agua-jet combinada con lipotransferencia desde 2012.

La grasa necesita desarrollarse en el cuerpo, por ello, hay que tener cuidado. Al principio y tras el tratamiento, hay que evitar fumar, cualquier tipo de segregación de nicotina y el frío ya que estos factores perjudican a las células trasplantadas. Una vez que la grasa ya está desarrollada, forma parte del cuerpo y envejecerá a ritmo normal.

¿Desea más información?

Póngase en contacto con nosotros

Share This